Granada monumental y cultural

Granada es una ciudad de contrastes, cosmopolita y a la vez con el encanto de una ciudad pequeña, reconocida como una de las más bellas y acogedoras ciudades de España. 

El paso de las diferentes culturas ha regalado a Granada un patrimonio inigualable. La Alhambra es la muestra más bella en esta ciudad. También del perido andalusí tenemos ejemplos como los barrios del Albaycín y el Realejo. Como puede observarse en el casco antiguo de Granada, parece arrugarse sobre sí la ciudad, pues ha tenido que adaptarse al viejo urbanismo arábigo, es por eso que no está totalmente rodeado de nuevas construcciones. 

Haremos un breve recorrido por la ciudad, partimos desde un lugar exótico como es elCarmen de los Mártires, una mansión de estilo romántico, con amplias zonas ajardinadas, utilizado hoy día para eventos oficiales y festejos privados. Nos adentramos en la ciudad cruzando la Puerta de las Granadas, hasta Plaza Nueva. La calle que une la plazas con la Puerta de las Granadas, es la conocida Cuesta de Gomérez. Plaza Nueva es un amplio espacio donde encontramos la Real Chancillería. Como prolongación de la plaza, llegamos a Santa Ana, donde encontramos la iglesia de San Gil y Santa Ana, de estilo mudéjar, construida sobre una de las mezquitas más antiguas de la ciudad. Aquí comienza la Carrera del Darro, una calle adoquinada que sigue el curso del río. En una de las calles perpendiculares a la Carrera encontramos el Bañuelo, recinto de baños árabes del siglo XI. Seguidamente el Paseo de los Tristes, donde pueden deleitarse mirando el incomparable marco de la Alhambra iluminada.   
La Carrera del Darro se encuentra a los pies del Barrio del Albaycín, famoso barrio de Granada donde se percibe perfectamente las huellas del pasado musulmán. Uno de los puntos más singulares es el Mirador de San Cristóbal, desde donde se contempla una bellísima panorámica de Granada. Nos adentramos a través de la Plaza de los Brujones, donde se observa el laberíntico y estrecho entramado callejero. Más adelante encontramos el Mirador de San Nicolás, desde donde se divisa la Alhambra y el generalife, y Sierra Nevada al fondo. Siguiendo por la Cuesta del Chapiz, donde podemos iniciar el camino del Sacromonte, barrio que ocupa la vertiente de la montañacubierto de numerosas casas-cueva. Algunas de estas cuevas son escenario de espectáculos flamencos, las ´zambras´. 

Cuenta con una amplia oferta cultural, por su condición de ciudad universitaria, es una ciudad notablemente joven. Destacamos los numerosos museos y la amplia programación de espectáculos y festivales que ofrece la ciudad. Es una visita obligada asisitir a cualquiera de los tablaos flamencos del Sacromonte y conocer la esencia gitana de sus zambras.